Otro punto de vista sobre el amor

Ayn Rand, en su libro La Rebelión de Atlas, propone una nueva forma de pensar el amor, una forma racional en la cual no se niega la capacidad de amar, sino que esa capacidad nunca es separada de la razon. Segun la autora, el corazón no es mas importante que la mente, ambos van unidos.

Los sentimientos reposan sobre el placer personal, y se fundamentan en las virtudes de quienes amamos, no sobre la medida de sus necesidades.

81490066 “Cada vez que alguien acusa a otro de ser insensible, está diciendo que tal persona es justa, que se trata de un ser cuyas emociones nunca son infundadas, de alguien que nunca otorgará sentimientos que el otro no merece. Ellos creen que sentir es ir contra la razón, contra los valores morales y contra la realidad”

Mi mente no está en venta

Estudiamos, nos sacrificamos, queremos “llegar a ser alguien en la vida”. Con cada profesión adquirimos una serie de valores propios de cada una de ellas, nos comprometeos “por el bien de la sociedad”, porque en definitiva, todos creemos que trabajamos para un mundo mejor, no?

Sin embargo, nuestros ideales se desploman cuando queremos insertarnos en el mundo, cuando entramos a trabajar y vemos que las utópicas situaciones laborales que nos imaginamos no son más que eso: una realidad ilusoria.

El mercado pide que se olviden los códigos éticos, que la mente humana se sume a una masa amorfa de personas no pensantes que tienden a un único fin: saciar las necesidades de aquellos que no piensan, simplemente mandan pensar; que no trabajan, sino supervisan la producción.

“No discutas, obedece. No trates de entender, basta con que lo creas. No te rebeles, adáptate. No te aisles, forma parte de nosotros. No luches, acepta el compromiso”

 “Un profesor de economía que fue despedido por enseñar que no se puede consumir mas de lo que se produce. Otro, un profesor de historia, también sin trabajo por insistir en que los habitantes de los barrios miserables no son quienes han formado este país. Y el tercero, un profesor de psicología que se quedó sin empleo por enseñar que el hombre es capaz de pensar”

Podremos, en este mundo, no vender nuestra mente? cómo se hace para sobrevivir? Si quien no se adapta es alienado, separado por no querer adaptarse, (a esto refiere el video sobre Roark), por no hacer “lo que se le manda”

Published in: on 0 at 0  Comments (4)  
Tags: , , , ,

¿Sucedió, sucede, sucederá?

Los siguientes fragmentos son extractos de distintas partes de La Rebelión de Atlas, piezas de un razonamiento único y racional, claro y sencillo.Los invito a imaginarse la siguiente situación…

Solo existe una clase de personas que nunca han hecho una huelga en la historia humana.
Las otras se han detenido como lo desearon, presentando demandas, proclamándose indispensables.
Los que nunca estuvieron en huelga llevaron al mundo sobre sus hombros, se mantuvieron vivos y soportaron toda suerte de torturas como único pago, pero nunca le han dado la espalda a la raza humana.
Ahora tienen su oportunidad: que el mundo descubra qué hacen y qué sucede cuando se niegan a funcionar.
Esta es la huelga de los hombres de la razón, es la huelga de la mente

“Nos declaramos en huelga contra la auto inmolación, contra la doctrina de las recompensas no merecidas y de los deberes no recompensados, contra el dogma de que la búsqueda de la felicidad es pecado, contra la doctrina de que la vida es culpa”

En el libro, Rand relata una huelga, un acto de protesta que deja al mundo en vilo: crisis económica, social y política. Nadie sabe qué hacer sin ellos, nadie sabe hacia donde dirigirse: los intelectuales se declararon en huelga…
Entonces… ¿qué opinan? ¿sucedió, sucede, sucederá?

nota: es realmente admirable y brillante el discurso central de John Galt, donde se desarrolla la justificación de esa huelga y -a mi criterio- la parte más interesante del libro.

Published in: on 0 at 0  Comments (2)  
Tags: , , ,

¿Nuestra sociedad está condenada?

“Cuando advierta que para producir necesita obtener autorización de quienes no producen nada;
cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores;
cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos sino, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra usted;
 cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un autosacrificio, entonces podrá afirmar, sin temor a equivocarse, que su sociedad está condenada

No hace falta ampliar más este extracto de La Rebelión de Atlas, no? Es triste, y desesperante a la vez, Rand parece estar describiendo detalladamente nuestra sociedad, la Argentina de hoy, con total claridad.

El conflicto del campo, los impuestos a las ganancias, trámites burocráticos interminables, coimas, leyes poco actualizadas, el famoso “hecha la ley,  hecha la trampa” en el cual se excusan muchos y sufren otros, la noticia de “encontró dinero y lo devolvió!” entre miles de ejemplos que puedo ofrecerles, se entremezclan todos los días en una cotidianeidad tomada como normal, parte de la cultura argentina y de la vida habitual de las personas.

La honradez, el respeto por la propiedad privada y las leyes, el dinero fruto del esfuerzo, la racionalidad y la producción son ejemplos raros que merecen salir en las noticias…¿es que acaso vivimos en el mundo del revés?

¿Y ustedes qué creen?¿nuestra sociedad está condenada?

Published in: on 0 at 0  Comments (5)  
Tags: , , , ,

¿Es correcto ayudar al otro?

Frente a algunos comentarios, creo que es necesario aclarar un criterio sumamente importante en el pensamiento randiano, y es el de no tomar la necesidad como fuente de derecho.
En su discurso central, John Galt se expresa al respecto, planteando una pregunta que quizás nos hemos hecho todos…

“¿Preguntas si es correcto ayudar siempre a otro hombre? No, si te reclama tu ayuda como su derecho y tu deber moral.

Es correcto en cambio, si ése es tu deseo personal, basado en tu propio placer egoísta, teniendo en cuenta el valor de su persona y de su lucha. El sufrimiento como tal no es un valor; sólo lo es la lucha contra el sufrimiento.

Si eliges ayudar a alguien que sufre, hazlo; pero sólo motivado por sus virtudes, por su lucha por recuperarse, por su racionalidad, o porque sufre injustamente; entonces tu acción será una transacción en la que su virtud es el pago por tu ayuda. Pero ayudar a alguien sin virtudes, sobre la base de su sufrimiento como tal, aceptar sus defectos, su necesidad como un reclamo, es aceptar una hipoteca nula sobre tus valores.”

 

Published in: on 0 at 0  Comments (4)  
Tags: , , , ,

Hechos, no opiniones

“No relatamos, mostramos. No pretendemos, probamos lo que decimos. No es su obediencia lo que estamos buscando, sino su convicción racional


“No intente decirme lo que tengo que pensar, muéstreme datos. No me exprese su evaluación, exponga los datos

Muchas veces, nuestras opiniones o nuestra forma de ver el mundo nos condiciona a la hora de ofrecer hechos y datos. Creemos estar analizando los sucesos de manera objetiva, cuando en realidad son las interpretaciones y nuestra propia subjetividad la que se expresa.

Para tener fundamentos lógicos, racionales y objetivos (o por lo menos lo más objetivo posible) es necesario descargar los hechos de las subjetividades y opiniones, desnudar la realidad y a partir de allí librarla al mundo.

Es importante mostrar y probar aquello que decimos con hechos y no opiniones. De esta manera no manipularemos la realidad, simplemente la ofreceremos para la interpretación personal y propia que cualquier persona tiene derecho a realizar.

Published in: on 0 at 0  Comments (5)  
Tags: , , ,

El amor como valor moral

Uno de los sentimientos más nobles y pilares fundamentales de la vida de las personas, también encuentra su lugar entre las páginas de La Rebelión, en el pensamiento de Ayn Rand.

John Galt (uno de los personajes principales del libro), en su discurso central, hace referencia al amor, ilumina con sus palabras una visión particular sobre el mismo y nos permite pensarlo desde otra perspectiva.

El amor es la expresión de los propios valores, la mayor recompensa que podemos ganar por las cualidades morales que hemos cultivado

Tu moral te exige que divorcies el amor de los valores y que se lo des a cualquier vagabundo, no como contrapartida de su valor, sino como contrapartida de su necesidad; no como recompensa, sino como limosna; no como pago por sus virtudes, sino como un cheque en blanco para sus vicios.

Amar a alguien por sus virtudes es mezquino y humano, te dicen; amarlo por sus errores es divino. Amar a quienes lo merecen es egoísta; amar a quienes no lo merecen es sacrificio. Les debes tu amor a aquellos que no lo merecen, y cuanto menos lo merecen, más amor les debes; cuanto más despreciable es el objeto, más noble es tu amor

“si puedes hacer de tu alma un depósito de basura que acoja cualquier cosa por igual, si puedes dejar de estimar los valores morales, entonces habrás alcanzado el estado de perfección moral

Robin Hood, ¿héroe o villano?

En uno de los pasajes de La Rebelión de Atlas, Rand nos ofrece un “regalo” de sensatez, una interpretación diferente y perspicaz sobre uno de los protagonistas de cuentos más conocidos de todos los tiempos.
Para quienes no lo recuerdan, Robin Hood y sus compañeros se encargaban de robar el dinero de las personas ricas, para luego darselos  a los pobres.
Más allá del personaje y sus hazañas creo que los conceptos que la autora vuelca en estos párrafos son lo verdaderamente importante de la historia:

“Robin Hood se cree que fue el primer hombre que asumió un halo de virtud practicando la caridad con la riqueza de la que no era dueño, regalando bienes que él no había producido, y haciendo pagar a otros el lujo de su piedad.
Es el símbolo de que la necesidad, y no el logro, es la fuente de todo derecho, de que no tenemos que producir sino solo necesitar, de que no es lo ganado lo que nos pertenece sino aquello que no hemos ganado”

La necesidad como fuente de derecho se constituye en la principal enseñanza que nos dejan estas palabras.

¿Es que solamente con necesitar nos hacemos acreedores de toda cosa que deseemos? ¿no es el trabajo un medio digno y justificado para llegar a todo aquello que aspiramos?

Published in: on 0 at 0  Comments (6)  
Tags: , ,

La visión sobre el Periodismo

La Rebelión de Atlas revela la perspectiva objetivista sobre las distintas realidades y situaciones que ocurren a diario, tal es el caso de la labor de los comunicadores. 

“Los periodistas que acudieron a la conferencia de prensa, en las oficinas de la línea John Galt, eran jóvenes entrenados para esconder al mundo lo que sucedía en el. Su deber diario era escuchar a un personaje que expresara tal o cual opinión acerca del bienestar público en frases cuidadosamente elegidas para que no significaran nada. Podrían situar las palabras dentro de la combinación que prefiriesen, con tal de que nunca se expresara una opinión con sentido.”


“Los periodistas tomaban breves notas de sus respuestas, parecían autómatas, actuando según la rutina de fingir que escuchaban novedades en las vacías declaraciones de otro autómata.

 

Las informaciones que circulan por los medios de comunicación actuales son elegidas según criterios que rigen a los mismos. Los responsables de transmitirlas son personas que han sido formadas especialmente para ello, personas que buscan (o deberían buscar) la verdad, la objetividad, una visión crítica e imparcial de la realidad.
En apariencia, la información ya se ha transformado en un commoditie, en algo que puede ser comprado o vendido según reglas de mercado inherentes a cualquier otro producto o servicio.
Ahora bien, ¿sería  posible, en un mundo como éste, que un sólo individuo alineado con sus valores y el propósito moral de su existencia, desafíe a todo un sistema y rompa con ese modelo, al punto de generar un núcleo de lectores “selectos” para quienes la información no sea un comodittie sino la más clara y fiel expresión de los hechos?
¿Alguna vez se comprenderá que A es A, más allá de los deseos, anhelos e intereses de las personas involucradas?
La Rebelión de Atlas nos deja vislumbrar que sí es posible, aún en las circunstancias más adversas, que un hombre pueda elegir forjar su destino como ser humano y ser productivo, incluso cuando esto le haga quedar fuera de los grandes medios de comunicación, y de cualquier otro sistema moderno de control social.

Published in: on 0 at 0  Comments (2)  
Tags: , ,

Ayn Rand y el Objetivismo

 Para introducirnos en el mundo del objetivismo, es necesario conocer acerca de la autora que lo promovió, como así también sobre sus principios básicos.

 Ayn Rand (pseudónimo de Alissa Zinovievna Rosenbaum) nació el 2 de febrero de 1905 en San Petesburgo. Falleció el 6 de marzo de 1982 en Nueva York, Estados Unidos. Fue filósofa, escritora y principal creadora del Objetivismo, una “filosofía para vivir en la tierra”.Ayn Rand

Autora de El Manantial (1943) y La Rebelión de Atlas (1957), entre otros, Rand se destacó por una visión racional del hombre y la sociedad.

Para ella, cada individuo tiene derecho a existir en sí mismo, sin sacrificarse por los demás ni sacrificando a otros para sí. “Cuando el ‘bienestar común’ de una sociedad se contempla como algo aparte y superior al bienestar individual de sus miembros, el bienestar de algunos hombres prevalece sobre el bienestar de otros, y esos otros son destinados al sacrificio.”

La única forma de conocer es a través de la razón, considerada como la virtud principal que le permitirá al hombre alcanzar su felicidad (el propósito moral más alto de su vida).

Para el objetivismo, los hechos son hechos, y la tarea de la conciencia del hombre no es crear ni inventar la realidad, sino percibirla.

Ningún hombre tiene el derecho de usar la fuerza física, excepto cuando actúa en propia defensa y contra quienes iniciaron su uso. La relación entre los hombres debería ser como comerciantes, buscando un mutuo consentimiento y beneficio. El objetivismo rechaza cualquier forma de colectivismo, como así también la actual economía mixta. 

En resumen, de esto se trata el objetivismo, una filosofía bastante particular y muchas veces, de difícil aplicación…

Published in: on 0 at 0  Comments (2)  
Tags: , ,

Bienvenidos!

“Cuando se expresan palabras también se pone en movimiento la mente”

                                                                           Ayn Rand

 

Las palabras son el arma de todo periodista, un arma peligrosa y lista para usar cuando sea necesario…y cuando no. La fuerza de ellas radica en utilizarlas racionalmente, y es la mente, portadora de conocimientos adquiridos con gran esfuerzo, la que permite hacer uso de ellas.

A través de las palabras podemos expresar nuestro pensamiento libremente, explicar conceptos, realizar análisis, manifestar pensamientos y emociones, describir lo que esta a nuestro alrededor, entre otras cosas.

El objetivo de este espacio es poder utilizar esas palabras para analizar un mundo: nuestro mundo, bajo la luz del “objetivismo” promulgado por Ayn Rand. Su pensamiento particular y su visión de la realidad, me guiarán en un análisis crítico de los hechos.

Es importante aclarar que ésta será solo una visión parcial, como puede serlo cualquier punto de vista.

Los invito entonces a compartir un momento de reflexión, de análisis, de diálogo, para permitirnos ver las cosas desde otra perspectiva…

Bienvenidos a mi espacio…comencemos a iluminar ideas!

Published in: on 0 at 0  Comments (3)  
Tags: ,
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.